lunes, 23 de septiembre de 2013

where were you when we were getting high

Todos se ven tan felices. Todos parecen disfrutar de su juventud. Todos tienen amigos con quien disfrutarla. Yo no sé si tengo. A veces creo que sí, pero no la mayoría del tiempo. Porque, honestamente, yo no puedo ser amiga de nadie. No cumplo las expectativas en el dar, pero siempre recibo, y no es justo para el resto. Lo siento por eso.

Mi vida parece un desperdicio de tiempo. En vez de preocuparme por el futuro o por el presente, evado ambos temas en un intento de que las preocupaciones y las culpas no me alcancen. Sin embargo no tiene sentido, porque así como es la vida mi presente ya quedó en el pasado y mi futuro es el presente, y no logro hacer nada al respecto, sea por falta de motivación o por cualquier otra cosa.

Y mientras yo estoy aquí encerrada sin saber qué hacer con mi tiempo, ni con quien, ni con mi vida, el resto no se preocupa, y simplemente vive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario